El contenido de este sitio es sólo para información, y no pretende sustituir el consejo de su propio médico u otro profesional de la medicina
2015 Dr. Jesús Castillo Lahuarta & Zaramicro S.L. Todos los derechos reservados. 

Preguntas frecuentes en cirugía refractiva

¿Cuántas dioptrías se pueden eliminar?

 

 Hasta 12 dioptrías de miopía, 6 de hipermetropía y 6 de astigmatismo, siempre que las condiciones del ojo lo permitan.

 

¿Se puede operar cualquier persona?

 

 Debe reunir unos requisitos, como son: tener más de 20 años, que el defecto de refracción esté estabilizado y que las pruebas preoperatorias (paquimetría, topografía) resulten satisfactorias. No pueden operarse las personas con otras patologías como enfermedades del colágeno.

 

¿Puedo recuperar toda la visión?

 

Sí, aunque no se puede descartar que persista un pequeño defecto en cuyo caso probablemente podríamos realizar un “retoque” pasados de 3 a 6 meses.

 

¿Podría tener problemas importantes por operarme?

 

   Como en toda cirugía, hay unos riesgos. Aunque muy poco frecuentes, pueden aparecer complicaciones importantes en forma de cicatrices o de adelgazamientos excesivos de la superficie ocular.

 

¿Es cierto que es una operación muy sencilla?


 Al contrario de lo que muchas personas creen, es una cirugía muy sofisticada y que requiere gran precisión y minuciosidad. Por ello tanto el oftalmólogo como los equipos o aparatos han de responder a las máximas exigencias.

 

¿Qué preparación debo realizar?


 Si utiliza lentes de contacto, deberá abandonarlas al menos una semana antes si son blandas y dos si son duras o semirrígidas. Desde unos días antes deberá ponerse un colirio antibiótico y limpiarse bien los párpados para evitar infecciones.

 

¿Qué sentiré cuando me estén operando?


Sólo notará que estamos trabajando sobre el ojo. En ningún momento sentirá dolor porque la anestesia que se le habrá administrado en forma de gotas de colirio es muy efectiva.

 

¿A dónde debo mirar durante la intervención?


A una lucecita roja que se enciende y se apaga todo el tiempo. Podrá verla, aunque borrosa. Si en algún momento deja de mirarla, el sistema de seguimiento del láser (eye-tracking) lo detecta y, si es necesario, automáticamente deja de disparar.

 

¿Cuánto tiempo dura la intervención?


Desde que entra en la sala hasta que sale, aproximadamente 20 minutos, aunque la aplicación del láser solamente dura medio minuto en cada ojo.

 

¿Cuándo podré volver a trabajar?


Algunos pacientes se incorporan al día siguiente, pero es preferible descansar dos o tres días, sobre todo si se trabaja en ambientes muy cargados.